Menu

Historia del reloj: ¿cómo ha evolucionado a través del tiempo?

Historia del reloj: ¿cómo ha evolucionado a través del tiempo?

Hoy en día conocer la hora es algo muy fácil. La gran variedad de relojes que existen, desde los más sencillos hasta los más complejos, con diseños clásicos o extremadamente originales, nos dan la posibilidad de saber en qué momento del día nos encontramos.

Pero, ¿te has preguntado cómo eran los primeros relojes y cuándo se inventaron? Conoce su evolución.

 

Reloj de sol, el primer reloj en la historia

Las antiguas civilizaciones medían el paso del tiempo a través del transcurso del día y de los ciclos lunares. Por eso, aproximadamente 3000 años antes de Cristo, se inventó el reloj de sol o cuadrante solar, utilizado primero por los egipcios y chinos. Su funcionamiento se basa en la sombra que un gnomon (puntero triangular) arroja sobre una escala marcada en la superficie del reloj para indicar la posición del sol. 

 

La clepsidra o reloj de agua

El segundo reloj de la historia. Es un recipiente que se llenaba de agua, la cual era evacuada por un pequeño orificio y su flujo se medía a través de marcas en su interior que señalaban el paso del tiempo.

 

El reloj de arena llega para quedarse

No sé sabe bien quién lo inventó, pero entre las primeras constancias de él se encuentra un libro de 1393 que ofrecía instrucciones para preparar la arena del reloj. Aún lo usamos en los juegos de mesa o para medir el tiempo de una ducha.

 

Reloj mecánico 

Alrededor del año mil en los monasterios se inventaron mecanismos que ayudaron a los monjes a medir tiempos de forma precisa para sus rezos. Los primeros relojes mecánicos se activaban mediante pesos colgados de cilindros y palancas. Los relojes mecánicos con manecillas que avanzan lentamente por la acción de engranajes aparecieron alrededor de 1300.

 

Reloj de péndulo

Fue inventado en 1657 por el matemático holandés Christiaan Huygens y consiste en un mecanismo donde el movimiento oscilante de un péndulo activa los engranajes internos que hacen girar las manecillas del reloj. A partir de éste, surgió un nuevo estándar en la precisión de los relojes.

 

El reloj eléctrico

En 1840 Alexander Brain construyó el primer reloj fiable cuyo funcionamiento era a través de un electroimán. La electricidad generada con unas enormes placas de cobre y de zinc, hacía funcionar el reloj.

 

Reloj de pulsera

Patek Philippe es acreditado como el creador del reloj de pulsera en el siglo XIX. Los primeros relojes de pulsera fueron elaborados para las mujeres; luego, alrededor de 1880 surgió la necesidad de los militares y pilotos de usarlos también ya que requerían ver la hora sin tener que sacar su reloj del bolsillo. Comenzaron a producirse en masa a partir de la Primera Guerra Mundial.

 

Reloj de cuarzo

El primer intento de un reloj de cuarzo lo llevó a cabo el estadounidense Warren Marrisson en 1929 quien empleó cristales de cuarzo y transformó sus oscilaciones en una corriente de frecuencia que puso en movimiento las agujas de un reloj. Pero fue hasta 1969 que en el mundo de la relojería se empezó una producción masiva.

 

Reloj atómico

Creado en 1949 por físicos del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) de Estados Unidos, su funcionamiento se basa en el cálculo del tiempo que duran los cambios de energía en los átomos. Es usado por la comunidad científica que necesita medir fenómenos en millonésimas de segundo. Es el más exacto de todos los relojes que existen hasta ahora.

 

Reloj digital

En 1970 nació el reloj digital. Tenía una pantalla oscura con puntos LED que se encendían e indicaban la hora al oprimir un botón. Comenzó a ser comercializado por la empresa estadounidense Hamilton, pero pronto los chinos tomaron la delantera y empezaron a producir relojes digitales con otras aplicaciones como cronómetro y calculadora.

 

 

Reloj inteligente o smartwatch

El primer reloj inteligente como tal surgió en el año 2000, contaba con sistema Linux, memoria RAM y Bluetooth. A partir de ahí han evolucionado incorporando funciones más complejas y hoy son como pequeñas computadoras, capaces de navegar por internet y realizar llamadas, entre otras cosas.