Menu

El momento perfecto para usar perlas

El momento perfecto para usar perlas

Tal vez, además de los diamantes, las perlas son las gemas más reconocibles para la mayoría de las personas. Sus características son inconfundibles: su forma esférica (la mayoría de las veces), su color blanco o con tonalidades crema (aunque existen muchos más colores, entre ellos rosa y negro) y su terminado satinado.

También sabemos, ya sea porque lo intuimos o porque durante años nos lo han enseñado los íconos de la moda, que son símbolo de elegancia, delicadeza, feminidad, sofisticación y pureza. Y cómo no asociarlas con estos adjetivos si dos de sus máximas exponentes han sido mujeres admiradas por su inmaculada apariencia: Audrey Hepburn y Coco Chanel quien, según cuentan, usó perlas todos los días de su vida e incluso se sentía desnuda si no las llevaba.

Pero ¿las perlas son una gema que sigue vigente y en tendencia? ¿Es posible usarlas a diario? ¿O se deben utilizar sólo en ocasiones especiales?

¿Antiguas o en tendencia?

Es cierto que las perlas han sido utilizadas desde tiempos de nuestras abuelas y hoy en día las seguimos asociando como la gema ideal para personas mayores, pero también es cierto que esta gema puede ser usada por mujeres de cualquier edad y que no han pasado de moda para nada. Cierto también que tienen un aire clásico, pero en la actualidad joyeros y diseñadores de todo el mundo la siguen usando para crear joyas contemporáneas y elegantes.

¿Es posible usarlas todos los días? Si piensas que las perlas sólo se deben usar en ocasiones especiales para eventos particulares, estás muy equivocada. Las perlas las puedes utilizar en tus outfits cotidianos ya sea de oficina o casuales, en eventos sociales y, claro, en tu boda.

Estas son algunas de las recomendaciones que debes tener en cuenta para que se vean espectaculares.

En la oficina

Utilizarlas en tu vida laboral es muy posible. Sólo debes seguir una regla: no abuses de ellas. Aquí sí aplica la máxima “menos es más”. Si vas a utilizar un collar no uses pulseras ni aretes, y viceversa, es decir, olvídate de usar un juego de accesorios con ellas. Los collares no deben ser largos en exceso y tampoco ser los protagonistas de tu outfit, sino simplemente el complemento ideal. Los aretes de perla son una garantía; te dan un toque suficientemente formal y si eliges un diseño más contemporáneo tendrás un look actual con un aire clásico.

Por otra parte, complementa tus blusas o vestidos de manga corta o sin mangas con una pulsera sencilla que aporte un toque chic y distinguido sin caer en la exageración.

Para el viernes casual combina un collar de perlas con un blazer negro, camisa blanca, jeans y botas. ¡Te verás muy bien!

En tu día a día

Aunque no lo creas, también es posible combinar las perlas con atuendos más deportivos. A unos leggins negros, con una sudadera o suéter gris y tenis, les darás un toque único si agregas un collar de perlas. Para darle un toque más divertido, combina perlas de colores. ¡Inténtalo y verás!

¿Que la mezclilla es lo tuyo? No hay problema. Trata con unos jeans o shorts, una blusa sencilla y unas sandalias blancas en combinación con una pulsera, unos pendientes o un collar de perlas. Si prefieres los looks más arriesgados, una falda de un color vivo, una playera con un diseño creativo y unos tennis blancos serán el outfit ideal para un accesorio con perlas.

En eventos sociales

Para las fiestas y reuniones sí puedes caer un poquito más en el exceso. Las perlas pueden ser más grandes, los diseños más arriesgados y puedes combinar un collar con una pulsera, por ejemplo. Si el evento es elegante y no quieres tomar riesgos, opta por el clásico vestido negro con un collar de perlas blancas. Si eres más intrépida y tu vestido será de un color más vivo que el negro puedes utilizar perlas de colores.

La ocasión más especial

Algunas personas dicen que usar perlas el día de tu boda es de mala suerte por la idea de que son lágrimas del mar. En realidad, por el contario, pueden ser símbolo de felicidad si seguimos la filosofía de los antiguos egipcios para quienes las perlas representaban fertilidad y abundancia.

¿Cómo elegir las perlas para ese día? Aquí algunos consejos:

Apuesta por joyas de calidad: Las perlas sintéticas le quitarán elegancia a tu atuendo. Es mucho mejor invertir en buenas piezas para lograr la imagen impecable que buscas proyecta ese día tan especial.

Elije primero el vestido: Planear tus accesorios sobre la base de cómo será tu vestido, así como el peinado y demás accesorios, te dará la guía para saber cómo deben ser las perlas que usarás. Toma en cuenta que las perlas con estilo vintage o de color crema ofrecen un aspecto elegante con un vestido blanco o de color crema. Las perlas blancas hacen el juego perfecto con un vestido blanco. No uses accesorios muy llamativos que puedan robarle la atención a tu vestido. Ese día los protagonistas son tú y tu atuendo.

Mantenlo simple: Aquí vuelve a aplicar la frase “menos es más”. Los accesorios deben ser simples pero elegantes, como una pulsera de una línea de perlas o unos aretes pequeños.

Algo nuevo, algo viejo: La tradición indica que debes llevar algo viejo. Puedes optar por una peineta de la abuela con un brazalete reciente. Sólo cuida que el acabado y las tonalidades sean diferentes.

Ahora sabes cuándo puedes usar perlas. Como ves, son perfectas para las ocasiones más especiales como tu boda, para el día a día ya sea en un ámbito laboral o para ocasiones casuales. El secreto es poner atención a los detalles para lograr combinaciones sorprendentes. ¡Atrévete a integrar las perlas en tus outfits!

 

Etiquetas: